¿Compro o alquilo? La respuesta al gran dilema financiero

¿Compro o alquilo? La respuesta al gran dilema financiero

Esta es una pregunta que muchísima gente se hace, incluso mucho antes de siquiera tener el dinero para comprar una vivienda, nos preguntamos ¿Me conviene seguir alquilando siempre, o trato de comprar una casa?

En esta ocasión no vamos a hablar de la Inversión en Inmueble que si bien, los temas se parecen mucho, no es lo mismo comprar un inmueble para invertir (y por ende alquilarlo y recibir capital todos los meses, o venderlo más caro) que comprar para vivienda (que no nos genera ningún ingreso, si no por el contrario, genera un gasto (aunque claramente mucho menor que pagar un alquiler)) pero tratemos de ver un poco más allá.

Muchas personas tienen la idea o la sensación que alquilar es el equivalente a “tirar la plata” que si durante 2/3/5/10 o 50 años me la paso alquilando, voy a gastar dinero todos los meses y al final de cuenta, voy a seguir sin ningún lugar físico.
Pensamos que ese dinero usado en alquilar es tirado a la basura.

En varias ocasiones, las personas siempre tendemos a la seguridad, y eso puede ser un factor clave para nosotros, a la hora de saber si elegir entre comprar o seguir alquilando.
Pero primero vamos a hablar estrictamente en Número y después analizamos los detalles


En la zona donde vivo (San Martin, a 1hs de Capital Federal, Bs As Argentina) encontré 2 viviendas con precio de venta (que siempre está en dólares) y precio de alquiler (que suele estar en pesos). 

Una sale U$S247.000 mientras su precio de alquiler es de $55.000 La otra tiene un valor de U$S55.000 y con precio de alquiler de $18.000

Ambos sin gastos de expensas. 

Para poder tener la misma medida de comparación, dolarizamos el alquiler, tomando el precio del dólar en $150, que es el precio estimado del dólar que se puede conseguir actualmente en el país.

Por ende la primer casa quedaría un alquiler de U$S367 y la segunda U$S120

Tomando estos valores, vamos a precisar 56 años en el primer caso y 38 en el segundo, para gastar en alquiler, lo mismo que el valor del inmueble.

A si a simple vista pareciera que no sería tan buena elección elegir comprar con respecto a alquilar, pero vayamos al segundo caso, que el valor de alquiler, en comparación al de compra no es tanto.

Suponiendo que estamos alquilando ese inmueble y tenemos los U$S55.000 para comprar, ¿compramos la casa y dejamos de abonar alquiler? Veremos que dicen los números.

Si invierto ese capital en dólares, en una inversión conservadora de 5% de interés anual, nos daría todos los meses U$S229, por lo que podríamos no solo pagar el alquiler, si no que nos sobraría capital (que si ponemos el excedente en interés compuesto, al cabo de 5 años tendríamos más de U$S64.000 habiendo descontado los U$S120 todos los meses).

Claramente si nos vamos solo a cuestión de números, claramente no sería negocio comprar una casa.

Tampoco estamos teniendo en cuenta gastos extras tanto a la hora de comprar como al momento de firmar un contrato de alquiler.

Claramente sabemos que tener el monto para comprar una casa, es algo sumamente complicado de conseguir, por eso otra opción es pedir un préstamo (hipoteca) la cual, si bien nos podrá cumplir el “sueño de la casa propia” estaremos atados a 20/30 años a rendir cuentas a un banco y si bien nos generará (a fuerza mayor) el hábito del ahorro, también, si no tenemos nuestras finanzas controladas, podemos vivir con el miedo de “si no pago, me desalojan” que en ese sentido sería igual que un alquiler.

¿Pero qué otras consideraciones hay que tener en cuenta al momento de pensar en comprar o alquilar?

Hay varias Ventajas y desventajas, como todo. 

Si Compramos tendremos como Ventajas.

Seguridad: Estar en un lugar que es nuestro, que no dependemos que se venza el contrato y saber si nos renuevan o no
Refacciones: Sabemos que cualquier modificación, arreglo o refacción que hagamos en la casa, queda para nosotros y no para un tercero
Herencia: Si lo que buscamos es dejar algo físico a nuestros hijos, podemos estar tranquilos/as que la casa estará ahí, incluso cuando nosotros no estemos.
Capital: Si bien no tiene mucha liquidez, en caso de precisar dinero por X motivos, está la opción de vender o Alquilar (e irnos a un lugar más chico) para obtener capital 

Desventajas al comprar

Montos: Necesitamos un gran capital (así sea por hipoteca, también se necesita tener una parte de la vivienda)
Responsabilidad: En caso de pedir una hipoteca, estaremos pendiente de ella por varios años
Permanencia: Si bien no es una regla, es muy probable que al comprar te cueste mudarte o ir a otro lugar.
Riesgos Edilicio: Ante cualquier problema estructural que haya (Un caño que se rompe, humedad en las paredes, problemas con la medianera) son cosas que tiene que solucionar uno. 
Y Veamos por el lado del alquiler, que ventajas y desventajas encontramos. 

Ventajas al alquilar: 

Flexibilidad: Te permite mudarte sin mayores inconvenientes en caso de que quieras hacerlo
Bajo Capital: no es necesario demasiado capital, más que los costos de ingreso (Que suelen ser 3 o 4 meses de alquiler)
Inversión: Como vimos anteriormente, en caso de tener un capital para comprar la vivienda y no hacerlo, podemos invertir ese dinero y generar aún más
Reparaciones: Si hay algún daño grande en la casa que requiera reparación, es un gasto que lo tendrá que hacer el dueño, no tú. 

Desventaja de alquilar:

Inseguridad: Se vive con la incertidumbre de que se está a merced de lo que el dueño de la vivienda desee.
Pagos: Todos los meses abonamos un alquiler, y al final de cuenta de ese dinero no vemos nada
Arreglos: No podemos hacer grandes modificaciones en el lugar y cualquier arreglo se queda en la casa cuando nos vayamos
Tangible: Sin duda el tener una casa, es un bien que es tangible (que podemos tocar) y eso nos da una mejor satisfacción, cosa que al alquilar por siempre, no tendriamos.

Para ir cerrando les dejo un poco de mi opinión personal.

Para mí una casa para vivir no es una inversión (yo no lo considero como tal) y viendo el costo de oportunidad de no invertir ese dinero, si lo tenemos, me hace siempre ver el alquiler como una buena opción.
Actualmente estoy en pareja y convivimos los 2 cómodamente, pero sabemos que en algún tiempo, tendremos que mudarnos a algún lugar más grande para cuando tengamos una familia más numerosa.
No descarto la posibilidad de en algún momento comprar, pero no es una prioridad en el corto plazo. 

 

Me gustaría saber tu opinión al respecto en los comentarios del post.

Como armar un presupuesto personal y que beneficios tiene

Como armar un presupuesto personal y que beneficios tiene

Comienza un nuevo año y es la excusa perfecta para armar un presupuesto, pero antes ¿Qué es un presupuesto?

Según la Real Academia Español 
«Previsto de ingresos y programación de gasto durante un determinado periodo, efectuado por cualquier ente que desarrolle una actividad financiera, ya sea Administración, empresa o familia«.

Dicho en “Criollo” es analizar y pensar cuánto dinero voy a gastar, para qué y ¿De qué me sirve?

Para muchas cosas.
– Conoce cuanto podes ahorrar mes a mes.
– Concientizarte de cuáles son tus gastos fijos y variables
– Determinar que gasto se puede reducir en caso de algún imprevisto
– Poder planificar un fondo de emergencia para estar más tranquilo/a
– Saber qué capacidad tengo en caso de tener que contraer una Deuda y poder determinar si la voy a poder pagar o no
– Planificar tu futuro y poder plantearte objetivos más concretos y conocer si se pueden alcanzar, cuanto  demoraría y que sacrificio tendrías que hacer al respecto.

Hay diversas formas para armar un presupuesto, las que recomiendo es que si o si sea digital, ya que te permitirá muchas más funciones, gráficos, modificaciones (además de ser más ecológico que armarlo en papel) aunque claro está, si no te sentís cómodo/a o no tenés esa posibilidad, siempre va a ser mejor que nada.

Yo como comenté anteriormente, utilizo Zcuentas, que me permite re hecho tomar los gastos que registre el año anterior en cada categoría, ya están las categorías que suelo utilizar y me es más fácil, claramente este proceso es más Fácil si Llevamos un registro de gasto como hablamos en un post anterior, pero caso de que no lo hagas aún, también podes armar un presupuesto, obviamente puede tener decenas de cosas que te olvides o no las tengas presente y se modificará a la realidad, pero es algo que se va adaptando y con el tiempo se irá perfeccionando.

Otra forma de hacer un presupuesto es a través de un Excel, que de hecho podes descargar una plantilla armada que está en Herramientas, donde obviamente podes modificar y adaptar las categorías de acuerdo a tus gastos habituales.

Y aprovechando esta herramienta vamos a ver un ejemplo hipotético sobre el armado de un presupuesto.

En este caso “Carla” como vamos a llamar a esta joven, arma su presupuesto para todo el año, para eso tiene algunas consideraciones.

-Quiere ahorrar $3000 todos los meses porque para comienzo del año que viene quiere tener 40000$ darse un gusto (y con la calculadora de Interés compuesto que descargó de las Herramientas) vio que con eso le alcanza y le sobra
-Sabe que el último mes gastó alrededor de $4000 en comida (Y le hizo un aumento por inflación a lo largo del año)
-No tiene auto
-Si tiene una tarjeta bancaria y una cuenta que le cobran de  mantenimiento $300
-Paga $500 de crédito del celular y contempla un aumento.
-Va al gimnasio todos los meses y abona $1500
-Siendo monotributista, paga AFIP y ARBA (en Argentina) que sería alrededor de $1500
-Tiene una Perrita chiquita llamada Pompon que le compra un bolsón de alimento cada 4 meses
-Contempla que Marzo y Agosto son los meses que tiene cumpleaños de los amigo o familia que le va a regalar algo y obviamente para fin de año.
-Busca no excederse de $1000 en salidas o juntarse con amigos/as por mes
-Algunos Turnos en el dentista o algún bono en alguna guardia
-En marzo se hace una escapada de vacaciones que no pretende gastar más de los $10000 y se va a comprar algunas prendas de ropa a lo largo del año.
-Tiene un sueldo fijo de $30.000, que no contempla aumento y armando el presupuesto le da un margen de $2.800.

Le quedaría algo así

 

Obviamente pueden pasar decenas de cosas en el medio que lo haga modificar, pero tener un presupuesto le va a servir a saber cómo afrontar esos imprevistos que puedan aparecer, entender dónde se puede recortar, cuando es la época del año que más egreso tiene, cuánto gasta en cada categoría, saber que si emprende o tiene algún ingreso extra, qué hacer con eso y poder estar más tranquilo durante todo el año, teniendo un mayor control de sus finanzas y haciendo el registro de gasto para ir mes a mes evaluando los mismos.

Éxitos en este año nuevo que se nos avecina

Las mejores 8 formas de gastar el aguinaldo

Las mejores 8 formas de gastar el aguinaldo

Estando en diciembre, muchos trabajadores en relación de dependencia, cobran el conocido Aguinaldo o “SAC”, que es, a grandes rasgos, la mitad del sueldo mayor que hayas tenido durante este 2020, y la gran pregunta es ¿Qué hacemos con ese medio sueldo extra? 

Te digo ahora algunas de las opciones para aprovechar al máximo.

1- Saldar deudas

Si tenés alguna deuda pendiente que podes saldarla con ese dinero y empezar el 2021 mucho más tranquilo/a, aprovechá y hacela, sea de un crédito personal, de consumo, tarjeta de crédito o cual sea, si hay deudas, aprovechá y saldalas para poder empezar a ahorrar.

 
2- Armar (o aumentar) tu fondo de emergencia.

Es sumamente importante el Fondo de Emergencia como ya sabemos, que debería tener para que vivamos entre 6 a 12 meses como óptimo, por ende, si aún no lo tenés, o recién lo estas armando, aprovechá para ir armándolo.

3- Capacitarte

Siempre es importante mantener activo y trabajando nuestro cerebro, si bien hay decenas de cursos y contenido gratuito para adquirir nuevo conocimiento, si confiamos en alguna institución, nos gusta la forma de explicar de alguna persona, o queremos una enseñanza más personalizada, podemos aprovechar ese dinero para nuestra educación, siempre es importante aprender, y ya sea para invertir, para emprender o para adquirir una nueva habilidad.
 

4- Tus proyectos

¿Tenés planeas para irte de viaje por el país o por el mundo? ¿Querés comprarte un auto? O cual sea el motivo por el cual estas ahorrando (como vimos en el post de la importancia de ahorrar) aprovechá ese extra para cumplir esa meta.
 

5- Emprender

¿Querés iniciar un emprendimiento en paralelo a tu trabajo y poder tener un trabajo independiente, pero para la idea que tenés en mente necesitas algo de capital? Aprovechá ese extra e invertilo ahí, tal vez no te alcanza para empezar como querías, pero te sirve para ya experimentar y ver si verdaderamente querés ir por ese camino, si tu producto es rentable y la gente lo quiere.
 

6- Invertirlo en la Bolsa.

Ya sabemos que la Bolsa no es una timba, aunque quien invierte a ciegas, lo hace como si lo fuera, si ya tenemos conocimiento en el tema, puede ser una buena opción hacer rendirlo en el sistema financiero, con acciones,  bonos, o incluso cosas más conservadoras como una caución.
 

7- Arreglá lo roto.

¿Tenés que cambiar las ruedas del auto y lo venís “pateando” para más adelante?¿Te entra humedad en tu casa y tenés una pared hecha un desastre? Aprovechá para utilizar ese extra y poder solucionar eso que venias esquivando, y que sin duda, una vez solucionado, te dará más tranquilidad y satisfacción.
 

8- Dato un gusto

Si no tenés deudas, ya armaste tu fondo de inversión y ningún objetivo puntual que requiera ese dinero ahora mismo, aprovechá para comprarte algún lujo, o vivir alguna experiencia diferente, nueva, que sin duda son las cosas que a uno más le queda en la cabeza. Saltá de parapente, subí a un globo aerostático, pasea en barco o cual sea la experiencia que tengas pendiente, podes aprovechar el momento.

Como se calcula y que diferencia hay entre Interés Simple y Compuesto

Cómo se calcula y que diferencia hay entre el interés simple y compuesto

Para arrancar, quiero aclarar que el interés es un número o índice que, en materia de inversión, nos dicen que porcentaje vamos a tener de rentabilidad (ganancia), y que normalmente se expresa de forma Anual


Se considera “Interés simple” cuando en una inversión, voy retirando las ganancias y dejando que el mismo capital que puse en un comienzo, me de todo los meses los intereses.
EJ: Si pongo $100.000 a 60% de interés anual y me paga rentabilidad todos los meses, yo cada mes voy a recibir $5000*, puedo ir retirando ese monto todos los meses y dejando el capital inicial, por lo que se llamaría interés simple
*(60% Anual / 12 Meses = 5% Mensual, de $100.000 = $5000)
En el siguiente cuadro veremos cómo serían las ganancias de esta inversión utilizando el interés simple

Al finalizar un año de inversión, tendríamos nuestros $100.000 iniciales y retiramos en total $60.000 dando una suma de $160.000

Ahora vamos con la parte más interesante, el interés compuesto


Es cuando invertimos dinero en algún instrumento financiero (plazo fijo, bonos, acciones, etc.) pero en vez de ir retirando el dinero que este instrumento me paga de interés (interés simple) lo dejo para que ese mismo dinero, me siga generando interés.

Vamos a utilizar el mismo ejemplo que con el interés simple, invierto $100.000$ a 60% anual, pero en vez de retirar todos los meses esos $5.000, los dejaremos para que nos generen mas interés.

En este cuadro vemos que dejando el interés generado mes a mes, en vez de recibir $60.000 en un año, estaríamos recibiendo $79.586, casi un 80% Anual
Esa también es la diferencia entra Tasa Nominal Anual (TNA) que sería de 60% y Tasa Efectiva Anual (TEA) que sería de 79,59%

Ni hablar que si este ejemplo, lo llevamos a mayor tiempo, la diferencia es impresionantemente significativa.

En el siguiente cuadro te muestro cual sería nuestro capital con el correr del tiempo, utilizando los mismos parámetros que vinimos hablando, colocando $100.000 de capital inicial y una tasa de 60% Anual (no te asuste con los números)

Al cabo de 5 años, con interés simple, hubiese retirado $300.000 ($5.000 x 60 meses) + los $100.000 de capital inicial y tendría $400.000, cuadriplique mi dijeron en 5 años, no está mal.

Sin embargo con interés compuesto, en 5 años, si no extraje ni 1 centavo de esa inversión de los $100.000 iniciales, tendría más de Un Millón ochocientos mil pesos, nuestro dinero x18, ¿impresionante, no?

¿Y si lo llevamos a 30 años? Con interés simple tendría $1.900.000, sin embargo con interés compuesto tendría $4.247.639.640.868, un monto que me cuesta mucho escribirlo y que muchas personas ven imposible que en su vida puedan tener ese dinero.

Todos estos números, comparaciones, proyecciones, las podes calcular vos con la Herramienta Calculadora de Interés Simple y Compuesto.

Hacé la proyecciones que gustes, calculá ahorro y retorno de inversión en Dólares

Armá tu plan de retiro con interés compuesto hasta la edad que te quieras jubilar y calculá el monto que vas a recibir mediante interés simple, mes a mes, en tu jubilación.

Hace planeas para ver en qué momento alcanzás ese monto que precisas para cumplir tu sueño.

Aprovechá, divertite, planificá y mejorá tu actualidad y tu futuro financiero.

Como registrar gastos y no morir en el intento

El registro de gasto es una herramienta clave para las finanzas personales.


Yo todavía recuerdo hace unos 10 años ver a mi hermano anotando en una hoja, de una forma que solo el se entendía, cada uno de sus gasto y no comprendía lo que hacía hasta que descubrí su importancia.


Sin duda, es uno de los pilares fundamentales a la hora de sostener una economía estable, tenemos que saber en que gastamos y cuanto, pero la mayoría de las personas no tiene noción en que se le va el dinero, o tiene una “leve idea” que claramente no sirve a la hora de saber “en que cosas podemos ahorrar”.


El registro es un hábito, que se adquiere, como todo hábito, a través del tiempo, y como dicen los que saben del tema, para ello es importante tener un disparador, realizar la acción y tener una recompensa.


El disparador puede ser al momento de hacer una compra y sacar nuestra billetera o tarjeta, o a la mañana con el desayuno, anotar los gastos del día anterior, o a la noche en la sobremesa aprovechar para anotar los gastos del día, cada quien tiene su forma.


Por mi lado prefiero anotar los gastos cuando los hago, ya que los suelo hacer desde el celular muchas veces, y si hago algún gasto desde casa o algún lugar que vuelvo rápido desde la PC que siempre está prendida.


La acción puede ser mediante una aplicación, un Excel, alguna página, alguna hoja o como te sea más cómodo. Te recomiendo algunas de las primeras ya que después es más fácil analizarlo.


Y la recompensa puede ser algo concreto. Como alguna golosina al finalizar el día, como un auto “premio” por haber cargado todo, y con el tiempo la recompensa será lo tan lindo como concreto de saber que gracias a eso estas ayudando a tus finanzas, a tu futuro y a tu tranquilidad.
Aplicaciones hay decenas, bajá la primera que encuentres, que te guste y te sea cómodo, después para ir encontrando la óptima para vos, hay tiempo.


De hecho yo estuve 5 años utilizando una App (Gastos Diarios) la cual me resultó híper práctica para controlar mis gastos, hace análisis, gráficos, simple, muy útil. Pero hace unos meses cuando me vine a convivir con mi pareja, hablamos de anotar ambos los gastos y esa aplicación no lo permitía para que cada uno lo haga desde su celular, así que comenzamos a utilizar Zcuentas que es un software de finanzas que además de cargar gasto en una misma cuenta desde cualquier dispositivo, te permite cargarlo desde la PC, armar un presupuesto, ver gráficas y demás herramientas.
En resumen, comprendamos la importancia que tiene el registrar los gastos.


Buscá la forma que te sea más cómoda para adquirir el hábito.


Analizá todos los meses en que se fue el dinero, para poder calcular un estimativo del mes siguiente.


Disfrutá del proceso porque genera recompensas y muy buenas.


¿Tenes algún otro método, APP o forma de anotar tus gastos? Escribilo en los comentarios

La importancia del ahorro

La importancia del ahorro

En otro post hablamos Como Ahorrar Pero más allá del cómo, también es importante tener un “Para que”.


A la hora de realizar el esfuerzo y sacrificio que implica ahorrar, es sumamente clave que tengamos una meta clara que nos motive y que podamos recurrir a ella, cuando estamos en la dicotomía de comprar o no comprar eso que es tan caro, pero sentimos que nos va a hacer tan felices…
Por eso 3 grandes objetivos para proponerse a ahorrar.


1- Para el Retiro o Jubilación.


Todos sabemos que lo que se suele cobrar de jubilación (más acá en Argentina), pocas veces alcanza para los gastos reales, si es que efectivamente llegamos a cobrarla (muchos países dejaron de dar jubilaciones estatales, porque no es negocio con la esperanza de vida cada vez creciendo más), entonces no podemos dejar nuestro futuro en mano de algo tan incierto.


Por eso es importante armar un plan (porque tampoco es necesario llegar a los 60/65 Años para jubilarse, también se puede hacer antes, si es lo que queremos y lo hacemos por nuestros propios medio) que nos permita ahorrar lo suficiente para poder disfrutar de la jubilación al momento que yo me lo proponga y disfrutar de esos años como uno quiera y no como uno pueda.

 


2- Fondo de Emergencia/Colchón de Seguridad.


Si te quedás sin trabajo, ¿Tenés ahorros para seguir viviendo? ¿Cuánto tiempo? ¿1 mes, 2, 1 año?


Para armar un fondo de emergencia, es clave saber cuáles son tus gastos mensuales, y armar (como óptimo) un fondo de entre 6 meses a 1 año, para poder estar tranquilo/a y saber que no necesitas exclusivamente de tu trabajo para vivir.


¿Ahorrar para un fondo de 1 año de gasto te parece mucho? Empezá buscando al menos ahorrar para 3 meses y con el tiempo vas aumentando.
Claramente esto te dará una mayor tranquilidad y no sufrir tanto estrés.

 


3- Para tu objetivo Personal


¿Querés viajar por el mundo? ¿Comprarte una casa?¿Tener un auto? Todos estas metas (y muchas más) requieren dinero y para tenerlo es importante ahorrar (porque el azar o la gran herencia nunca suelen llegar).


Para esto es clave saber cuánto cuesta aquello que quiero y Armar un presupuesto para eso.


Claramente el tener un objetivo tangible, nos motivará mucho más a hacer el esfuerzo por no comprar esa prenda de ropa hermosa que vi en Instagram, porque entenderemos que eso nos alejará de nuestro camino.


Claramente ahorrar no es lo único que hay que hacer, menos en un contexto tan inflacionario como el nuestro, pero es un primer paso, ahorrar 100$ y meterlo en un cajón es mejor que no ahorrarlos.


Una vez que lo ahorramos, tenemos que buscar Alternativas para Invertir que sean acorde a nuestro perfil y que nos faciliten el camino.
¿Cuál es tu objetivo para ahorrar?

Como Ahorrar en nuestro país.

Cómo ahorrar en nuestro país

Ya sea en Argentina, Moldavia o Nepal el ahorro es sumamente importante, pero antes, ¿qué es el ahorro?


Se lo puede resumir como postergar el consumo de hoy, para obtener un mayor beneficio el día de mañana.


Entonces, la idea del ahorro es permitirnos menos cosas de las que podríamos, con el objetivo de que mañana tendré un bien mejor, y el tener la tranquilidad de que el día de mañana no sufriremos por dinero, claramente nos puede dar beneficios en el presente, al no tener estrés, nerviosismo y poder estar sin demasiadas preocupaciones por dinero.


Por eso como bien recomiendan muchos libros de finanzas personales, lo primero que hay que hacer es pagarse uno mismo, en otras palabras, separar plata para ahorrar.


Normalmente hacemos al revés, al cobrar un sueldo o tener un ingreso, pagamos todas las deudas, pagamos alquiler, compramos comida etc. y si sobra plata la ahorro, pero claramente “Nunca Sobra Plata” porque como dice Parkinson, todos nuestros egresos, tienen a ser iguales a nuestros ingresos.
Sin embargo, hay muchas historias de personas o familias que siempre viven con el peso justo a fin de mes, que “No hay chance de ahorrar” ya que “de suerte le alcanza para vivir” y sin embargo, un día –tiene/n un/a hijo/a- y sin aumentar sus ingresos, siguen viviendo al día, pero ahora con mucho más gastos…


Eso quiere decir que ahora está dejando de gastar en algo que no sabías que podía dejar de gastar, para utilizar en pañales, leche, etc. y si le preguntas a esa persona te va a decir “No, ahora menos que menos puedo ahorrar” y si llegase a tener otro hijo, o algún gasto inesperado, encontraría la manera.


La clave de esto es saber que SIEMPRE (salvo situaciones extremas) se puede ahorrar, y para saber dónde ahorrar, es importante también tener un Registro de Gastos, para saber en donde se te va verdaderamente el dinero.
¿Tenes alguna historia de como “Mágicamente” ante alguna necesidad, uno consigue de donde ahorrar?