Categories:

Como saldar mis deudas y dejar de sufrir por dinero

Uno de los principales motivos por los cuales la gente se empieza a interiorizar en las finanzas personales, es cuando se ve sumergido/a en deudas malas. 

Si bien más adelante hablaremos sobre “Que es una deuda buena y que es una deuda mala” la mayoría de las deudas suelen ser malas (que no nos generan ningún beneficio).

Es una pena que así sea, pero al menos es mejor tarde que nunca y si estás acá leyendo esto, claramente es porque te interesa aprender sobre finanzas personales, y como saldar tus deudas o al menos aprender y tener el conocimiento porque como siempre se dice, el saber no daña.

Para Saldar deudas hay muchas opciones pero te quiero comentar las 2 opciones que más comprobé que funcionan para que las podamos eliminar.

Deudas

Efecto Bola De Nieve

La idea es enumerar todas las deudas que uno tenga y ordenarlas de menor a mayor.

Con esto buscamos saldar las deudas más pequeñas primero, lo cual nos permite psicológicamente visualizar que estamos avanzando en el proceso de quedarnos con 0 deudas, obviamente esto va acompañado con un proceso de ahorro que nos permita gastar menor de lo que tenemos para poder saldar los préstamos que fuimos adquiriendo.

 

Por ejemplo:

Tenemos deuda de 2 tarjetas, una (1) de  $10.000 y otra (2) de  $30.000, le debemos plata a un conocido por $25.000 y un préstamo del banco de $50.000.

Las ordenamos de esta forma:

Tarjeta 1: $10.000
Deuda a conocido: $25.000
Tarjeta 2: $30.000
Deuda a Banco: $50.000

Si nuestros ingresos son de $40.000 y logramos una capacidad de ahorro de 25% ($10.000) podemos enfocarnos en saldar y dar de baja la primer tarjeta en el primer mes.

Entiendo que posiblemente las otras deudas incrementen un poco su valor, debido a los intereses que generan, tendremos que comprender cuál es el capital mínimo para poder sortear mes a mes las mismas.

En 3 meses más podremos saldar nuestra segunda deuda, y podremos visualizar como reducimos nuestras deudas psicológicamente a la mitad (teníamos 4 focos de deudas y ahora solo 2) si bien sabemos que numéricamente no es así, lo importante es que nuestro cerebro vea que vamos avanzando y celebrándolo.

Siguiendo este ritmo en menos de un 1 año deberíamos estar totalmente libres de deudas y con una gran capacidad de ahorro mes a mes, que si lo mantenemos (ni hablo de aumentar) e invirtiendo ese dinero, en 5 años podemos pasar de tener una deuda de más de $100.000 a tener un capital que quintuplicará o más nuestra deuda (podes calcularlo con la herramienta de calculadora de interés compuesto basado a tu realidad)

 

 

Efecto Avalancha


En este caso ordenamos las deudas por el interés que tenemos que abonar por el mismo, de Mayor a Menor.

Buscaremos saldar las deudas que nos genera mayor interés, para ir dejando al final las deudas que menos interés se llevan.

Este método sin duda es mejor para nuestra economía, aunque suele complicarse cuando la deuda que más interés genera, también es la más grande.

 

Por ejemplo:

Usando el mismo ejemplo anterior, donde tenemos deuda de 2 tarjetas, una (1) de $10.000 (30%) y otra (2) de $30.000 (25%), le debemos plata a un conocido por $25.000 (35%) y un préstamo del banco de $50.000 (20%).


Las ordenamos de esta forma:

Deuda a conocido: $25.000 (35%)
Tarjeta 1: $10.000 (30%)
Tarjeta 2: $30.000 (25%)
Deuda a Banco: $50.000 (20%)


Obviamente todos los valores son solo a modo de ejemplificar, las tasas van a variar mucho depende el país, la economía, la moneda y demás variables.

En este caso nos enfocaríamos en saldar la primera deuda, que sería la del conocido, y que es la que mayor interés tenemos que pagar todos los meses.

Si bien es algo que nos ayudará y hará que cada vez sea más “fácil” pagar las deudas, esto requiere de una mayor capacidad de ahorro y mejores hábitos, ya que nos costará más saldar la primera deuda y visualizar efectivamente que vamos eliminando deudas.

Obviamente todo tiene que ir acompañado de una nueva mentalidad y una planificación acorde y a futuro, porque no sirve de nada saldar las deudas, y volver a «nuestra vida» para que en un par de meses estemos endeudados nuevamente.

 

Y para armar esta planificación armé una herramienta que la explicaré básicamente llamada Re.C.Co.Re.


REDUCIENDO nuestro consumo, también podremos generar un ahorro extra clave para lograr el objetivo, suele ser muy complicado, pero es sumamente necesario vivir por debajo nuestras capacidades, no igual, porque estaríamos con lo justo todos los meses, ni por encima, porque claramente es el motivo por el que llegamos a este punto de tener deudas.

CREANDO una nueva fuente de ingreso, ya sea con algún otro trabajo o vendiendo cosas innecesarias de nuestro hogar, siempre hay formas de generar más ingreso lo cual ayudará a acelerar nuestro plan.

CONOCIENDO ingresos, egresos y nuestra deuda, podemos calcular cuánto es el monto que debo ahorrar para poder estar al día, en que categorías tenemos margen para ahorrar y cuáles son las deudas a saldar.

RESPETANDO el plan que creamos y dejando de usar la tarjeta (en caso de ser deuda de tarjeta) vamos a estar bien perfilados para estar en 0 en poco tiempo y pasar de tener una gran cuenta de deudas a gran cuenta de ahorros.

 


¿Qué opción te parece más efectiva a vos?

Comentanos y si tenés otra idea, ¡Sumala!

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *