Los riesgos y desventajas de emprender. ¿Vale la pena afrontarlos?

Los riesgos y desventajas de emprender. ¿Vale la pena afrontarlos?

Anteriormente hablamos de los 11 Beneficios de emprender y dejamos la contra cara para este post.
Porque si bien tiene muchísimas ventajas y beneficios el encarar este estilo de vida, como todo, tiene sus contras, que está bueno saberlas, para saber que riesgos hay que afrontar y decidir si lo asumimos o no.

1-No hay sueldo fijo

Si estamos acostumbrados a trabajar en relación de dependencia, sabemos que si hacemos nuestro trabajo como corresponde, a principio del mes siguiente, podremos ver nuestra cuenta de banco con nuestro deposito, cosa que no pasa a hora de emprender, dependerá de nosotros el contar con ingresos en nuestra cuenta, y puede que al comenzar, cueste bastante llegar a ese monto que queremos todos los meses

2-Dedicar más tiempo

Si bien, uno de los beneficios que se destacan a la hora de comenzar a emprender, es el disponer de más tiempo para hacer lo que queremos cuando queremos, también es probable que le tengamos que dedicar muchas más horas, ni hablar si emprendemos mientras trabajamos en relación de dependencia, nos llevará varias horas extras en nuestra vida, algunas noches hasta tarde, o algunas mañanas madrugadoras, para empezar y tener nuestro proyecto andando de la mejor manera posible.

3-Los costos del comienzo

No es necesario tener dinero para empezar a emprender, en el 99% de los casos, se puede hacerlo sin 1$, aunque claramente si se tiene un capital para destinarlo, será mucho más fácil y para eso es necesario antes haber ahorrado (en lo personal, no recomiendo tomar un crédito para empezar un negocio).

4-Meterle Cabeza

Emprender requiere de nuestra creatividad, de pensar que es lo que nos gusta hacer, cómo lograr materializar eso en un negocio y generar ingresos con eso, y para eso es clave usar la cabeza y dedicarle el tiempo que haga falta para encontrar lo que nos gusta y queremos emprender.

5-Falta de disciplina

Es fácil cumplir un horario y un trabajo puntual, cuando tenemos la “amenaza” de que si no lo hacemos, nos pueden despedir del trabajo, pero cuando eso no sucede, cuando no hay ninguna autoridad que nos “obligue” a nada, más que nosotros mismos, muchas veces nos termina faltando disciplina, dejando algo para “más adelante” o simplemente “duermo una horita mas y arranco”, por eso tambien necesitarás trabajar ese punto muy fuerte.

6-Clientes

No hace falta más aclaración en el título, si bien son quienes harán posible que tu negocio sea rentable y puedas vivir de ello, también, muchas veces, son un dolor de cabeza, lidiar con clientes puede llegar a ser algo muy agotador, más siendo el responsable total de lo que ofreces (no es lo mismo relacionarse siendo empleado que lidiar siendo la dueña o el dueño).

7- Riesgos

Claramente emprender conlleva riesgos, y es clave que lo sepamos y que puede que no todo salga como esperamos.
De hecho emprender no es algo que sale a la primera y probablemente requerirás de varios proyectos antes de “darle en la tecla” y es por eso que es importante saber que muchas veces antes “fracasaras” en los proyectos que emprendas, pero eso no significa que estés fracasando como emprendedor, al contrario.

 

Como vemos, claramente hay muchos riesgos, pero por experiencia propia te digo que vale la pena completamente el asumirlos, claramente dependerá del perfil de cada una/o, sin embargo no conozco a nadie que haya emprendido y dicho “No, yo prefiero trabajar en relación de dependencia como antes”.

¿Se te ocurre otro riesgo a tener en cuenta? Compartilo en los comentarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *