Entradas

Fabulas sobre Finanzas Personales, enseñando a los chicos sobre el dinero

4 Fabulas sobre Finanzas Personales. Cómo hablarle a los chicos sobre Dinero

Desde que somos chicos, siempre nos cuentan historias, y que a través de ellas, no solo empezamos a explotar nuestra imaginación, si no que nos permiten aprender distintas enseñanzas que nos dejan las mismas.

Por eso quiero dejarles acá, algunas fábulas, que la mayoría de nosotros ya hemos escuchado, y que nos permiten, a través de sus enseñanzas, contarles y explicarles un poco más, las acciones en torno a la vida y el dinero.

La hormiga y la cigarra 

 

Una hormiga muy trabajadora, se pasaba todo el verano trabajando, juntando comida para el invierno, mientras que una cigarra disfrutaba del clima, cantando, paseando y jugando.

 Al ver a la hormiga trabajando tanto, la cigarra le propuso que descansara un rato, pero la hormiga no aceptó y le recomendó a la cigarra que tambien se pusiera a juntar comida para el invierno. 

Claramente la cigarra no tenia ninguna intención de hacer ese esfuerzo de ponerse a trabajar, pero cuando se quiso dar cuenta, el invierno llegó, ella empezó a tener mucho frío y hambre, por lo que se le ocurrió pedirle ayuda a su amiga la hormiga, aunque cuando lo iba a hacer, recordó que ella le había advertido y que le dijo que buscara alimento como ella, en vez de estar relajada sin hacer nada. 

 

MORALEJA

Viví el hoy, si, pero preparate para el mañana. 

Es complicado ahorrar, resignar darse gustos, comprar algún capricho, pero es sumamente necesario en nuestra vida hacer el esfuerzo, de ahorrar, invertir y tener lo que se llama «Fondo de emergencia«, pero que al igual que el invierno, nunca sabemos cuando por no prevenir, podemos lamentarnos y dejar de tener nuestros ingresos, para estar tranquilos como la hormiga, si durante el tiempo que tuvimos nuestros ingresos, los aprovechamos, y en vez de gastarlos todos, ahorramos una parte, sin duda, no será mas que una ventizca, hasta que aparezca «El próximo verano»

La tortuga y la liebre


🐰🐢Había una vez una liebre muy veloz que se la pasaba presumiendo que podía correr muy rápido y se burlaba de la tortuga por su lento caminar. 

Un día la tortuga le propuso a la liebre hacer una carrera, la liebre segura de que ganaría aceptó. 

Todos los animales del bosque se reunieron a presenciar la increíble carrera entre una rápida liebre y una lenta tortuga. 

Al iniciar la carrera la liebre salió como rayo, era tan rápida que se había perdido de vista para cuando la tortuga dio el primer paso. 

Mientras la tortuga seguía lenta pero sin parar, la liebre muy confiada en su ventaja se detuvo a descansar antes de llegar a la meta y se quedó dormida. 

Pero para cuando despertó, la tortuga estaba a tan sólo unos pasos de llegar a la meta y por más que se apresuró la liebre ya no pudo alcanzarla y la tortuga ganó.

 

MORALEJA

Si tenés habilidades innatas, aprovechalas, hace lo que te atre, capitalizalo y viví de eso. 

Focalizate en lo que te gusta, y administrá tus energías para lograr vivir de lo que te gusta hacer, siempre se puede, solo hay que saber como.

¿Estás cómodo con tu situación económica actual? Genial, pero no te duermas, no sabemos si siempre va a estar de la misma manera, preocupate por ahorrar, generar un fondo de reserva, invertí, no «Te quedes en la cómoda» y trabajá para saber que siempre podes estar tranquilo/a mas allá de lo que pase. 

Si sos como la tortuga y sabes lo que querés, pero te cuesta o algo te hace ir lento, tranqui, enfocaque en el objetivo, con tiempo y dedicación, sin duda vas a a lograrlo 😉

 

El león y el ratón

Después de un largo día de caza, el león se tiró a dormir una siesta en la sombra.

Justo en ese momento, unos ratones salieron a jugar y el mas travieso de todo, se le ocurrió la idea de esconderse en la melena del dormido león.

Ese momento se despertó enojado por no poder descansar y agarró al ratón entre sus garras y amenazó con comerselo por no dejarlo dormir en paz.

El ratón le suplicó que no lo hiciera, que si el no se lo comía, en un futuro, cuando el león lo necesitara, el ratón lo iba a ayudar.

Con una sonrisa picarona, sin creer que jamás ese pequeño e insignificante ratón, pudiera serle de ayuda a semejante felino, decidió dejarlo ir con el compromiso de que lo deje dormir en paz, lo cual el ratón aceptó con mucho gusto.

A la mañana siguiente, mientras el ratón paseaba, vio en lo alto de un arbol una red de cazadores con el león atrapado en ella, así que subió y con sus dientes, logró cortar la red para que el temible león pudiese escapar.

 

MORALEJA

Nunca desvalorices las cosas por mas chico que sean, una pequeña ayuda, un vuelto, un pequeño favor, todo a la larga nos puede ayudar.

Si estás bien ahora y cómodo con la situación, piensa que puede hacer redes de cazadores en el camino, y que ni el león mas feroz puede prevenir y que quien menos pensamos nos puede ayudar, mantené la humildad, mas allá de tu pasar económico y recordá ayudar y hacer favores a quienes lo necesitan.

El cerdito verde

Un día una pareja de cerditos tuvo 10 crías, 9 rosaditos, chiquititos, juguetones y el décimo era distinto, al menos físicamente, ya que era verde.

Sin duda llamó la atención de los padres y los hermanitos se dieron cuenta que el el «raro» de la familia y con el correr del tiempo esa diferencia se marcó más, mientras todos tomaban leche de su madre, el prefería comer pasto, cuando todos adoraban revolcarse por el lodo, el buscaba trepar arboles.

A los hermanos y a los padre no les gustaba su actitud sumamente distinta al resto y se lo hacían notar constantemente, lo aislaban, lo evitaban y esquivaban, así fue que un día el cerdito verde, cansado de ese maltrato decidió irse y adentrarse en el bosque en busca de una nueva vida..

Fue entonces que caminando encontró una pareja de ciervos mayores, a los cuales se les acercó y le contó su historia, conmocionados por la misma y a causa de que ellos no pudieron nunca tener hijos, al ver ese pequeño cerdito, tan particular, necesitado de cariño maternal y paternal, decidieron adoptarlo.

Desde ese momento los 3 viven formando una familia muy particular, la cual llama la atención de todo el bosque, pero ellos son sumamente felices.

 

MORALEJA

Cuando quieras hacer cosas nuevas, distintas, es posible que te miden como un «bicho raro»

Si comenzás a anotar los gastos, buscas emprender para lograr independencia financiera o cambias de rubro completamente para hacer lo que a vos te gusta, tal vez a quienes tenés cerca no les agrade mucho la idea, y no por ser malos, si no por desconocer, y la gente le suele tener miedo a lo desconocido. 

Si estás convencido de lo que haces, seguí tu camino con seguridad y firmeza, con el tiempo y cuando vean tu éxito, verán que valía la pena el esfuerzo.

Estas son algunas fábulas que la mayoría conocemos (la última la escuché hace poco, por lo que encontré, es mas famosa en Colombia, pero no es seguro) y que nos permiten, a través de sus moralejas, comprender distintos consejos en torno a las finanzas personales.

¿Se te ocurre alguna otra fábula? ¿Las habías escuchado? ¿y a las moralejas?
Dejame tu respuesta en los comentarios para que pueda conocerlas