Entradas

¿Que es una franquicia?¿Es negocio tener una?

¿Que es una franquicia?¿Es negocio tener una?

Si bien en este posteo hay alguna información técnica que fui recolectando de distintas fuentes, les quiero hablar principalmente desde mi experiencia para responder ¿Qué es una franquicia? 

Si vamos a los técnico, según la RAE una franquicia es: 

Franquicia: Concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada.

Traduciendo a “criollo” cuando adquirimos una Franquicia, lo que compramos, es el derecho a explotar una imagen ya creada, abriendo un local o negocio, con una reputación ya formada, con un manual de procedimientos y un acompañamiento de la “casa central”

Claramente, como todo lo que hablamos, tiene sus ventajas y desventajas, dependerá de que es lo que nos guste a nosotros, nuestros objetivos, metas, edad, proyecto, etc. por eso la idea es que al finalizar este post puedas responder si una franquicia es o no para vos.
También contándote mi experiencia con franquicias, como me va, que busqué, que encontré, etc.

Antes de todo eso, es importante conocer bien y aclarar que no existe un solo tipo de franquicia.
Hay varios y te cuento los principales.

Franquicia de Comercio

Es la más “común” (al menos hasta ahora) donde uno abre un local a la calle con una marca que puede ser de diferentes rubros (gastronomía, indumentaria, cosméticos, etc.)

 

Franquicia de Servicios

Acá exista la posibilidad o no, de tener un local, dependerá de la franquicia en sí, lo que se busca acá es prestar un servicio para solucionarle un problema a otra persona (educación, asesoramiento jurídico, inmobiliario)


Franquicia Corner

Podemos abrir un “puesto” o “Stand” dentro de otro (en un shopping, en un hipermercado, etc.) y a eso se denomina franquicia corner, donde además se aprovecha la clientela que va al negocio principal, para ofrecerles nuestros productos o servicios.

Franquicia dark kitchen (o restaurantes fantasmas)

Son casas de comidas que no tienen camareros ni un salón para comer, se basan en vender a clientes solo a través de aplicaciones de delivery (PedidosYa, UberEat, Glovo, etc.)


Franquicia Digital

En este estilo de franquicia, lo importante no es donde esté ubicado el local (porque no hay locales) sino como uno se “mueve” por internet, y busca encontrar clientes para ofrecerles los productos/servicios de la marca.

 

Una vez que conocimos los distintos tipos de franquicia y si queremos enfocarnos en alguna puntual, habrá que buscar qué rubros hay dentro de esa modalidad y cual es el que más de adecua a mi (claramente el proceso también puede ser inverso, buscar un rubro y luego ver que modelo de franquicia hay en ese rubro, bastará saber cual es la prioridad de cada uno para saber por donde arrancar)

¿Qué es lo importante acá? Que sea algo que te guste.

Más allá si ves que una carnicería tiene fila de clientes y ves que es “El Negocio” para hacer plata, si tus principios no son acordes (por ejemplo sos vegetariano) o simplemente “no te ves ni te interesa el rubro de la carne o de la comida en general” no tiene sentido.

Buscá un rubro que te guste, que te apasiona.

Recordá que la idea de una franquicia es abrir un negocio, tu negocio, del cual trabajar y vivir, si bien depende el modelo, muchas veces tendremos que estar muchisimas mas horas que en un “trabajo tradicional” -arreglando problemas, hablando con proveedores, haciendo números, etc.- por ese motivo, tiene que ser algo que te guste y que aunque haya momento de adversidad, estés convencido de que lo que estás haciendo es lo que querés y te gusta.

Si ya tenemos el rubro al cual nos queremos enfocar, podemos ir a algún portal (acá en Argentina tenemos la Guia Argentina de Franquicias que reúne las distintas franquicias del país y nos da una ficha técnica y la forma de contactarlos a través de ellos) y poder empezar a dialogar con la/s marcas que vayan acorde a lo hablado anteriormente.

En mi caso también llegué a abrir mi franquicia a través de ellos, siendo un rubro con mucha variedad de marcas, hablé con varias y busqué la mas se adapte a mi.

Una vez que encontramos la franquicia que más sentimos que se adapte a nosotros, es hora de ponernos a investigar todo lo posible.

Si tenemos una franquicia cerca, ir a averiguar que tal, como le va, tratar de hablar con clientes a ver que opiniones tiene de la marca e incluso si es posible, hablar directamente con el/la dueño/a de la franquicia (ya que normalmente se suele hablar con la consultora), eso ayuda a tener una visión más amplia, y poder corroborar, más allá del speech de venta y los números, el poder ver que tan así eso, que rigurosidad hay en diversos temas, al fin y al cabo, recolectar toda la información que sea posible de la mayor variedad de fuentes.

Yo recuerdo viajar a la provincia de Salta e ir a visitar la sede de la casa central para poder hablar con el dueño y fundador de la franquicia, lo cual ayudó a generar otro tipo de confianza (siendo que no todos los franquiciados conocían al dueño en “su casa”) poder sacarme las dudas que tenia, saber si transmitían lo mismo que buscaba transmitir yo, y que sea algo acorde a lo que imaginaba.

E incluso previo a eso, le mandé mail a más de 15 sedes distintas pidiéndoles su opinión al respecto de la marca, como les estaba yendo, si les gustaba y cualquier comentario sería bienvenido.

Eso ayuda a conocer a los que puedan ser pares, en caso de sumarse a esta franquicia, además de saber cuales son las cosas más difíciles, más fácil, a que tener más en cuenta, ir a visitar otras franquicias en persona también ayuda a ver como queda el lugar “terminado” qué cosas tener en cuenta para más adelante, qué información está omitiendo o tal vez no dice en el manual de operaciones pero suele suceder, etc.

 

-”Bien, me gusta la idea, encontré una franquicia que me gusta, va con mis valores, es lo que me gusta hacer y me parece buen negocio, ¿qué hago?”

Si ya cubrimos los pasos anteriores y avanzamos en el proceso de adquirir una franquicia, es importante saber los costos en detalle.

La mayoría suele cobrar un canon de ingreso, que es directamente para la marca, pero aparte de eso, está la inversión del local, la puesta a punto del mismo, stock, maquinaria, si hay empleados y hay que capacitarlos, seguramente haya que pagarle mínimamente viáticos, por eso es importante conocer todos los gastos.

Depende la franquicia el canon puede ser de $20.000Ars como de 30.000 dólares, dependiendo la trayectoria, facturación, trabajo y demás variables de la marca, este monto igual suele estar a simple vista en la página de GAF, según que tan grande sea el canon, seguramente se va a pedir que se señe una parte o su totalidad, para comenzar los trabajo de búsqueda de local, reserva de zona, capacitaciones y demás.

Antes de esto ya se debería tener una copia del contrato para leerlo, suelen ser bastante largos pero es sumamente importante leerlo, no un “acepto los términos y condiciones” como cuando instalamos un programa en la compu que nunca lo leemos, acá está en juego nuestro tiempo y dinero, y es importante conocer todos lo detalles.

No olvidemos que una franquicia es un negocio, y un negocio es una inversión, y en toda inversión hay riesgos, pero los mismos se reducen si conocemos cuales son y de qué manera evitarlos.

También se suelen pagar “regalías” a la marca, que puede ser un porcentaje de la facturación (es lo más común) o un fijo todos los meses.

En los contratos también se suele tener un estimado de recupero de inversión, el cual es eso, un estimado.
Aunque suele ser alrededor de 1 años o 2 y eso dependerá tanto del manejo del mismo, el trabajo que uno le ponga encima, si se sigue todo al pie de la letra del manual de procedimientos, si el acompañamiento es activo y ayuda a que las cosas sucedan, si hay o no una pandemia en el medio, etc.

También hay una Ley de franquicia que rige en Argentina y es bueno conocerla y estudiarla en caso de entrar a este mundo.

Esto es una inversión activa, así que más allá de que haya un encargado y nosotros queramos ser solo “un inversor”, si adquirimos una franquicia, tenemos que saber que vamos a tener que estar detrás constantemente, más aún al comienzo, hasta que todo se encamine.

Y como comenté anteriormente, toda inversión tiene riesgos, y más allá de que una franquicia es un sistema ya probado que funciona, siempre está la posibilidad de que los números no den como se espera.

En mi caso estuvimos más de un año donde todos los meses (salvo 1) fue perdida, si si, como estás leyendo, no solo que no se lograba a cubrir lo invertido, si no que poniamos algo más de plata todos los meses, ya que teníamos unos gastos fijos bastantes altos al iniciar y no era rentable, por eso es importante a la hora de abrir una franquicia (o cualquier negocio) no usar hasta “nuestro último centavo” porque a donde haya un mes difícil, no hay forma de “bancarlo” y terminamos cerrando y perdiendo todo o gran parte de nuestra inversión.

Incluso recuerdo ver un local que abrió en diagonal al nuestro, era una panadería, también de una franquicia, y no llegó al año que tuvo que bajar la persiana e irse, probablemente, la persona que puso esa franquicia no se quedó con mucho “margen” para vivir en los meses difíciles y eso hace que uno tenga que cerrar para dejar de “gastar dinero”.

Si bien en la mayoría de los casos, uno debería estar a los 5/6 meses generando ganancias para recuperar la inversión (incluso a veces sucede desde el primer mes) existe la posibilidad de que no, y por eso es necesario contar con otra fuente de ingreso, o una buena cantidad de ahorros más allá de los utilizados para abrir la franquicia.

Hoy en día, 2 años y medio después de que abrimos la franquicia de educación con mi hermano, es negocio todos los meses. Si bien tuvimos que mutar a causa de la pandemia, y enfocarnos en los cursos online al 100%, también se redujeron los costos fijos lo que permitió tener un mayor margen, más allá de la deserción por la situación económica del país, es algo que sigue en pie 😉

Y si es que todavia estas en duda de abrir o no una franquicia, quiero dejarte el balance que yo siempre hago antes decisiones complicadas, que es analizar todos los pro y contras que tiene el adquirir o no una franquicia como negocio


Pro o beneficios de una franquicia.

Reducción de riesgo.
Como ya lo dije varias veces en el post y lo suelo decir cada vez que hablamos del tema, invertir conlleva riesgo, aunque claramente, al adquirir una franquicia, estamos reduciendo este riesgo al adquirir un sistema probado por otras personas que funciona

Reconocimiento del día 1
Al adquirir una franquicia, ya adquirimos una marca conocida, con una reputación, más allá de que sea muy reconocida o no tanto, tiene una reputación, la gente la conoce, puede “googlearla” y sabe que está, lo cual nos ayuda a no tener que pensar en un posicionamiento desde 0

Motivación
Muchas veces tendremos al dueño de la marca o algún encargado motivandonos a trabajar, a hacer crecer nuestra marca y nuestra sede, a probar cosas distintas, a seguir creciendo para poder facturar más (porque además si nosotros ganamos más, ellos ganan más, el famoso win win)

Asistencia y Soporte
Tendremos a todo un equipo (normalmente) que nos den soporte antes distintas circunstancia o problemáticas que se presenten y no sepamos cómo resolver, lo cual nos da una tranquilidad extra, con respecto a abrir un negocio por nuestra cuenta.

Contactos
Como siempre digo, de contactos se mueve el mundo, y pertenecer a una red de “dueño de negocios”, empresarios, y emprendedores es algo que nos puede abrir muchas puertas, además de tener una contención ante cualquier situación imprevista que se presente.


Contras o Desventajas de tener una franquicia

 

Pago
Hay que desembolsar un buen capital a la hora de abrir la franquicia, poner el lugar a punto y pagar todos los meses unas regalías y/o publicidad, lo cual baja nuestra facturación

No propio
Por más amor que le agarremos a la marca a lo largo del tiempo, nunca seremos dueño/a de la misma, por eso es clave tener esto en cuenta, cosa que no sucede en caso de tener nuestro propio negocio.

Decisiones
Nuestro margen de acción y las decisiones importantes están limitadas, el franquiciador es quien toma las mismas y nosotros tenemos que acatarlas y amoldarnos a las mismas.

Al cerrar
Dependiendo del contrato, el franquiciador puede tener derecho de comprar nuestra franquicia o rescindir el mismo.

Dependencia
Si una sede hace algo mal o se maneja de una manera no apropiada, por más que nosotros hagamos todo bien, la marca se verá perjudicada

 

 

Eso sería un balance general de las franquicias. Con un poco de mi experiencia personal al adquirir una franquicia (Instituto Balcarce) y contándoles un poco el panorama de las franquicias y todo lo que conlleva.

Si tenés o tuviste una franquicia y querés comentarnos cual es tu experiencia, déjala en los comentarios.

 

Fuentes:
GAF
Reinventate con Franquicias
Franquicias,net